Contenido



Las convicciones son enemigos más peligrosos de la verdad que las mentiras (Friedrich Nietzsche)